¡RECUERDA! DESDE EL 17 DE NOVIEMBRE AL 3 DE DICIEMBRE 2020

¡De la academia a las empresas! Los beneficios de la transferencia tecnológica para el desarrollo económico y social

Por Sandra Rojas

Los avances científicos y tecnológicos han transformado vertiginosamente el modo en que nos comunicamos, trabajamos y vivimos, lo que ha facilitado muchos aspectos del día a día. Por lo mismo, cada vez es más valorada la creación de empresas innovadoras que aporten al desarrollo y la calidad de vida de las personas. 

En ese escenario, la transferencia tecnológica adquiere una gran importancia, ya que permite que los resultados de investigaciones se transformen en productos útiles para el mercado y la sociedad. Según Robert Grosse, científico pionero en definir este concepto, la transferencia tecnológica es un proceso mediante el cual se traspasan conocimientos, tecnologías y métodos de fabricación entre universidades, empresas privadas e incluso gobiernos, para asegurar que los avances científicos y tecnológicos sean accesibles a un mayor número de usuarios.

Facebook, Google, Amazon, Apple y Microsoft son ejemplos exitosos de transferencia tecnológica desde la universidad, y comprueban por qué es tan necesario fomentar normas en materia de investigación y potenciar las oficinas de transferencia tecnológica.

¿Cuáles son sus beneficios?

Gracias a la patentación de descubrimientos y al valor de la propiedad intelectual, la transferencia tecnológica otorga altos porcentajes de rentabilidad a los investigadores, sin que necesariamente deban crear su propia empresa ni contar con la infraestructura para ello. 

Por otro lado, los empresarios tienen la posibilidad de aplicar una tecnología novedosa en su industria, lo que genera un gran valor y ventaja competitiva, promoviendo el desarrollo exponencial de sus compañías.

Además, al diversificar la matriz productiva e irrumpir en el mercado con productos y servicios innovadores, potencia la internacionalización de los negocios y, al mismo tiempo, atrae la inversión extranjera.

¿Y los obstáculos?

Pese a sus evidentes beneficios, en América Latina aún existen innumerables falencias que impiden una transferencia tecnológica exitosa. 

Según la ONU, en Latinoamérica la inversión en ciencia e innovación se encuentra por debajo del 0,5% del PIB, lo que impide la creación de infraestructura industrial avanzada y la formación de mano de obra calificada. 

Asimismo, también se presenta un bajo número de especialistas contratados. Mientras que los países de la Unión Europea cuentan con al menos diez investigadores de jornada completa por cada mil trabajadores, en Latinoamérica no se alcanza a tener uno.

Paralelamente, la mayoría de las naciones latinoamericanas carecen de políticas públicas científicas y tecnológicas que potencien las investigaciones, faciliten la flexibilidad de la gestión empresarial y disminuyan la burocracia estatal.

Es necesario, entonces, generar espacios de diálogo en donde se pueda avanzar hacia dinámicas que fortalezcan la transferencia tecnológica. Por lo mismo, no puedes perderte el evento internacional organizado por la PUCV “Conecta Pacífico”, que este jueves 03 de diciembre contará con la charla internacional “Transferencia tecnológica: El conocimiento científico como acelerador de la innovación” y el conversatorio “Ciencia, innovación y mercado: ¿Qué tienen que decir en LATAM?”  

Ya es hora de trabajar colaborativamente y apostar por una transferencia que mejore la calidad de vida de las naciones. ¡Te esperamos!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn