¡RECUERDA! DESDE EL 17 DE NOVIEMBRE AL 3 DE DICIEMBRE 2020

Silvana Becerra, Presidenta Red GT: “Conecta Pacífico nos permitió ver a Chile en articulación con otras redes latinoamericanas de transferencia tecnológica”

Cuando Silvana Becerra, presidenta de Red GT, fue invitada a participar del panel de “Ciencia, Innovación y mercado: ¿qué tienen que decir en Latam?” no lo dudó. Era el primer evento del cual participaría en pandemia y que se desarrollaría completamente online, y le pareció interesante el alcance global de Conecta Pacífico, encuentro internacional impulsado por la Dirección de Incubación y Negocios (DIN) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).

Red GT es una corporación sin fines de lucro que desarrolla propuestas y acciones tendientes a favorecer la transferencia tecnológica nacional, desde las universidades u organismos público-privados que generan I+D, quehacer que se alineaba muy bien con la última jornada del encuentro. Este fue otro de los estímulos que impulsó a la también alumni de la Escuela de Ingeniería Bioquímica de la PUCV, a sumarse como panelista de transferencia tecnológica, además de los diversos exponentes de América Latina que se reunirían  a discutir sobre estas temáticas.

¿Cómo describirías tu experiencia en Conecta Pacífico? ¿Cómo fue participar como panelista?

Fue sumamente positiva, fue el primer evento que me tocó participar en modalidad completamente online y aprovecho de felicitarlos porque todo fue muy fácil y la plataforma fue muy amigable. Esta jornada en particular nos permitió ver a Chile no solo como el ecosistema pequeño que es, no con una visión encapsulada, sino también en conjunto y armonía, en una articulación con otras redes de transferencia tecnológica de los países de la Alianza del Pacífico, y conocer la experiencia de cada uno de ellos. Pudimos vislumbrar y dar pequeños esbozos de algunas similitudes o grandes diferencias que indican la particularidad de cada ecosistema y que, por tanto, también son la base de lo que han logrado en su desarrollo, con sus trabas y bondades particulares.

Me pareció que fue, además de muy agradable en lo personal, muy enriquecedor poder contar con estas experiencias internacionales y ver que, si bien las respuestas a cada una de las problemáticas particulares las ve cada ecosistema, estamos todos con la misma mirada de potenciar la transferencia tecnológica o transferencia del conocimiento para mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Cuál es la importancia de generar encuentros como Conecta Pacífico que impulsen la internacionalización de negocios y la transferencia tecnológica a nivel de Latinoamérica?

Es tremendo, porque en general -sin contar Brasil y México- todos los otros mercados son muy pequeños. Somos muy de nicho, tenemos problemáticas muy particulares que resolver y sin duda hay que darle una mirada global. Desde el punto de vista que las soluciones tengan un alcance global y desde allí potenciar un escalamiento comercial. Es muy difícil tratar de transferir una tecnología para un mercado tan pequeño cuando hay altos niveles de inversión asociados, entonces presentarnos como un conglomerado de varios países, nos hace más grandes, con más beneficiarios, estamos hablando de otros números y puede resultar mucho más interesante para inversionistas.

También la posibilidad que esto se haya realizado en versión online permite acercarte mucho más a estos ecosistemas y, al mismo tiempo, que después puedan seguir viendo todo el material que se generó. Sin duda me parece una súper buena práctica, que ojalá se pudiera sistematizar periódicamente, ya sea anual o semestralmente, y volver a repetir. 

¿Qué similitudes pudiste ver entre los países latinoamericanos que participaron del panel?

Latinoamérica es algo bastante incipiente comparado con países más desarrollados. En orden que Chile estamos más a la delantera, después nos siguen México, Colombia y Perú está recién comenzando en temas de transferencia tecnológica desde las universidades. Pero te diría que a nivel América Latina la gran similitud que tenemos es que aún esto está liderado e impulsado a través de recursos públicos y el sector privado aún no tiene el nivel de inversión esperado para que esto despegue. Diría que las motivaciones por las que no están los privados pueden ir variando de país en país, pueden ser por temas legales, cultura, entre otros. 

Entonces, quizás el origen del problema es distinto, pero deriva en que aún la inversión en I+D es baja y es un tremendo desafío para Latinoamérica poder revertir aquello, porque solo con recursos públicos no vamos a avanzar. Necesitamos este aporte privado, pero también y por lo mismo necesitamos que por el lado público hayan procesos transparentes, abiertos, normativas claras, que permitan que esto despegue. 

Debido a la pandemia el evento tuvo que llevarse a cabo de forma digital, ¿que beneficios tuvo realizarlo bajo esta modalidad?

Primero que se pudo ver en muchos países, por mi parte también poder establecer contactos con personas que vieron la jornada desde otros lugares del mundo, que no hubiese sido algo esperado si lo hubiésemos hecho en Viña del Mar o Valparaíso. También que puedes magnificar el factor número, puedes llegar a lugares impensados y porque estamos en un buen punto de la ciencia y la tecnología con el COVID-19, porque también ha servido para “democratizar” la ciencia, que más personas se interesen por conocer y saber de sus beneficios, por el tema de la vacuna, y cómo estos pueden mejorar su calidad de vida y en este caso, salvar vidas. 

Me parece que todo se dio en conjunción, o sea la ciencia y la transferencia de conocimiento desde el ámbito científico a la población en general ha sido muy bien visto y muy valorado y que además esto se pueda comentar, discutir, en forma más o menos especializada, y que esto llegue a muchos lugares es aún más interesante. A parte que en general estas discusiones se dan en países que llevan muchos años en esto y tampoco hablan español, en general son discusiones en inglés, por lo que se hace más cercano al público local. 

Finalmente, ¿volverías a participar?

De todas maneras. Primero porque mi corazón es PUCV y a lo que me inviten voy a estar. A parte de aquello, porque creo que es un aporte, que fue una mirada pionera en estos eventos online, y además porque creo que el ecosistema de la región de Valparaíso es muy rico, porque se juntan las miradas de las universidades, que generan bastante conocimiento y son sumamente reconocidas, con incubadoras, asociaciones de empresas, entre otros, entonces me parece que hay mucho que compartir, mucho conocimiento que transferir y difundir. Estaría disponible y muy agradecida de volver a participar en una instancia de este tipo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn