¡RECUERDA! DESDE EL 17 DE NOVIEMBRE AL 3 DE DICIEMBRE 2020

Nicolás González, cofundador de SAM: “En Conecta Pacífico vimos muchas soluciones innovadoras que deberían internacionalizarse”

En el año 2018 Nicolás González, cofundador de SAM, comenzó a pensar en la idea de utilizar la tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas, disminuir sus niveles de estrés, ansiedad, depresión e incluso aumentar su productividad en el trabajo. En este contexto, en el 2019 decidió generar su primer prototipo y un año más tarde ejecutó su primer piloto en la Universidad de Chile. Para finales del 2020, decidió sumarse al Programa de Pre-Internacionalización desarrollado por Scale LAT en Conecta Pacífico, encuentro de carácter global impulsado por la Dirección de Incubación y Negocios (DIN) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).

SAM es una plataforma que utiliza inteligencia artificial para promover el bienestar y la calidad de vida de las personas y organizaciones, por medio del fomento de acciones saludables, observación de variables y mediciones de impacto. “Lo que nosotros vemos es que existe en nuestro país y el mundo entero, un problema en torno a la salud mental y a la calidad de vida, la cual puede ser abordada a través de la tecnología con acciones como la educación en inteligencia emocional, resolución de conflictos, rutinas saludables, entre otras”, señala el Ingeniero Civil Informático de la Universidad Técnica Federico Santa María.

¿Cómo surgió la idea de SAM?

Tiene varios componentes personales, porque yo tuve una relación difícil con mis estudios, donde no me veía como el típico ingeniero que salía de la universidad: me veía más centrado en las personas, más que en los procesos y en los sistemas. Pero todo esto nació de una herramienta de planificación, donde entendimos que era importante para el bienestar de las personas y empezamos a ampliar desde los trabajadores a los estudiantes, porque entendimos que esto se trata de un viaje que recorren las personas. El bienestar y la calidad de vida abarca incluso las etapas tempranas  de la infancia. 

Entonces, veía que algunos de mis amigos titulados no estaban satisfechos con el trabajo que tenían, a pesar de que ganaban bien, porque el factor dinero no es necesariamente lo más importante, existen otras cosas que puedo explorar. Así, a través de la innovación y la inteligencia artificial, descubrí que había muchos datos del interior de la persona y al interior de las organizaciones,  que nos podían permitir una reflexión sobre cómo estamos haciendo las cosas, en qué nos centramos, qué es lo importante para nosotros.

¿Qué los impulsó a participar del programa de Pre-Internacionalización de Conecta Pacífico?

Principalmente porque esta problemática, si bien uno la está mirando desde la perspectiva chilena, hay que empatizar con la realidad de otros países, donde la calidad de vida también es un tema. Temas como la violencia en el trabajo, discriminación por género, inclusiones a distintos tipos de diversidades, son temas globales. Este es un problema transversal y tiene raíces profundas, en el modelo socioeconómico capitalista. 

Actualmente, a todos nos está afectando el problema de la calidad de vida. Imagínate que en Inglaterra se está creando el Ministerio de la Soledad, para monitorear y descubrir cómo la soledad afecta en las muertes prematuras. Puede ser una realidad muy triste, pero yo lo veo de una forma optimista, hoy se está haciendo algo para solucionar el problema y quitar los estigmas. El desafío para nosotros es entender las diversas culturas y cómo desde la tecnología, y centrado en las personas, podemos generar un impacto.

¿Tenían en mente algún mercado en específico o se inscribieron para explorar la internacionalización?

Nos inscribimos para ahondar en el tema de la internacionalización, pero también entendiendo que lo mismo que hemos investigado acá en Chile, lo vemos en otros lados. México también presenta cifras de baja calidad de vida o baja satisfacción personal, y lo mismo ocurre con Colombia. 

También tiene que ver con un potencial de mercado, porque estamos trabajando con tecnología y esta debe ser fácil adopción. Vamos a estar trabajando con altas conexiones a Internet, por lo que necesitamos que la tecnología esté adoptada dentro de esa cultura nacional a la cual pretendemos llegar. En ese contexto, países como México y Colombia son muy atractivos para nosotros.

¿Qué destacarías del programa?

Fue muy intenso. Destacaría el compromiso que tuvieron, tanto los organizadores como los charlistas, en expresarnos cómo abordar el mercado internacional. Fue muy detallado el nivel de preocupación y compromiso con los participantes, en comunicarnos las ideas, además de resolver todas nuestras dudas. 

¿Por qué crees que para una empresa es importante internacionalizar?

No me gustaría generalizar, porque no sé si sea para todos la internacionalización. Pero si creo que aquellas empresas, sean jóvenes o maduras, que tienen un propósito con el que creen pueden ayudar a muchas personas, tienen que visibilizar ese talento en el extranjero. Por ejemplo, dentro del programa vi muchas soluciones de innovación social y ambiental, entonces me parece que este tipo de innovaciones, de talento tiene que presentarse en el extranjero. Por eso también pienso que es importante que difundamos nuestros mensajes, nuestra forma de hacer las cosas y el por qué las hacemos. De esta forma podemos crear unidad, no solamente en nuestro territorio, sino también en todo el mundo.

¿Recomendarías a otras empresas participar de este programa de Pre-Internacionalización?

Lo recomendaría para aquellos que no conocen nada del mercado internacional y para aquellos que crean que tienen una solución apta para internacionalizarse. Pero les diría que vayan sin miedo, que dejen de lado los pensamientos del tipo si seré suficiente o apto, simplemente que participen del programa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn